TRIPULACIÓN

TEXTOS JON BARRI FOTOS KOALAK

 

PODRIDO KORRUPTO

Dicen que a veces luce indumentarias sin cuero y parece anodino y normal. Lo que nosotrxs sabemos únicamente es que, posiblemente, es terrícola. Y que lleva más de 30 años entregado en cuerpo y alma a lo que más le gusta, el punk a su manera, el RnR para hijos de perra. Siempre del mismo modo, tozudo y esforzado, constante y sin concesiones, directo a la mandíbula, moviéndose como pez en el agua en terrenos sórdidos donde otros perderían la razón. Atrae a quienes vemos y vivimos la vida de otra manera, a quienes somos diferentes y extrañas. Sus mejores amigxs tenemos lo que a veces solo él sabe percibir como virtudes, y así nos arrastra a su terreno como buenxs dementes que somos. Con él al frente de esta locomotora durante ya un decenio, hemos convertido sus delirios en discos, en diseños y en canciones y pensamos seguir haciéndolo hasta que hayamos cruzado todas las líneas anteriormente marcadas y lo veamos sentado en el trono junto a los mejores de este circo.

JAVI PUÑALES

Así se le conoce por su mala hostia y sus puñaladas de humor ácido. A la altura de las hachas más legendarias del metal de todos los palos, incluido el más extremo. A la vez en el barro como los guitar killers más sucios de los bajos fondos musicales, kinkis, pankis, y lo que se os ocurra. Acompañando con la acústica o punteando con sus niñas del alma. Mirando desafiante como si no pasara nada, como si casi no se moviera, y sin embargo tocando las melodías más curradas que conozcas. Mejorando cada día, nunca cansado de hacer lo que le gusta y mejor se le da. Suyos son los riffs más brutos y las líneas más exquisitas. Trabajador esclavista que obliga al resto a ensayar y tocar con disciplina militar. Con todos ustedes pero nunca a su servicio… ¡Don Javi Puñales arañando las cuerdas! Será mejor para todxs que tenga buen día.

CALICO PINK

Otro del que aseguran a veces se viste de persona normal, sin abalorios. Nosotros no lo corroboramos. Nuestra creencia es que este no es de aquí, probablemente llegó a la tierra subido al mástil más alto de una barco pirata interestelar, quizá con un parche en el ojo, tal vez con un velo de novia cubriéndole la cara y una pata de palo, al grito de ¡ADELAANTEEE! Fue hace tanto que nadie puede documentarlo. Entre las risas que nos hacemos con sus fábulas y relatos y su dominio de las 4 cuerdas, ya no sabríamos que hacer sin este tripulante indispensable de nuestra máquina imparable en uno de los lados del escenario, arengándonos para seguir con su voz cascada o su toque inigualable.

XABIER ‘DESKARGA’ AIRA

Cuentan que la cantidad de grupos para los que ya golpea parches podría triplicarse sin cansarle ni un poco. Su pasión y dedicación es tocar la batería, es un 4×4 automático cuando está sentado detrás de su instrumento, sería feliz tocando en 100 grupos sin inmutarse un pelo. En una rueda de reconocimiento, jamás lo elegiríais como delincuente, por su aspecto de chaval de poca maldad, de vida sana. Grave error, avisamos.

Led Infierno

Para hacer magia con las luces bajo las que nos disfrutáis (o nos sufrís) y sin las que, sin duda, no os pareceríamos lo mismo, nuestra doberwoman particular no derrocha gracejo. De hecho, no tenemos constancia de que haya sonreído nunca a nadie tras la mesa. De lo que no nos cabe duda alguna es de su maestría legendaria y de su eficacia absoluta, de estas tiene para regalar. Si conseguís arrancarle unas briznas, que lo dudamos. Su trabajo crea la atmósfera de nuestro particular infierno.

OSCAR STREAMLINE

Se mueve entre dos pasiones no excluyentes. Una, los mandos de la P.A. y de todas esas mesas con miles de botones tras las que lleva toda su vida sonorizando y grabando a los mejores punk rockers de EH y parte del extranjero, con especial predilección por Inglaterra. Y dos: el baile, el trasnoche y la fiesta. No garantizamos que una se le dé mejor que la otra, y ya hemos dicho que en la primera es, simplemente, el puto amo.

PIRRI RUMANOFF

Empezó a conducir en Arangoiti, algunos aseguran que nada más nacer. Aunque no podemos confirmarlo, sabemos, porque le hemos visto hacerlo desde el rat-principio, que podemos tranquilamente dejar que nos lleve a visitaros y llegaremos bien. Podría manejar nuestra máquina con una botella de JB en una mano y la otra rascándose la oreja o sacándonos el dedo, y quizá su dilatada experiencia como conductor en atracos ayude, pero todo eso ya pasó. Ahora solo muy de vez en cuando se toma su «día libre» para convertirse por un rato en el peor de nosotrxs.

JOSEBA ‘DEMONIOBLANKO’ LARRAURI

En nuestra trastienda infernal está él para velar porque todo esté donde y como tiene que estar. Una vez tocando en las galias nos aseguraron que lo conocían, que era él quien cayó en la marmita del druida de pequeño y no el de los pantalones a rayas. Desconocemos la autenticidad de esta leyenda, pero nos tememos que su hiperactividad pueda deberse a algo así. También su fuerza sobrehumana, la que le permite cargar una batería sin desmontar como seguramente habréis observado. Lo que es rigurosamente cierto es que, a veces, le colocamos piedras en la mochila para que vaya más despacio o sería prácticamente imposible verle mientras trabaja.

CARLOS ‘T-REX’ DABUNKER

Catalán y uno de los más kinkis de la tribu, lo tiene todo. Para colmo, nos conoce mejor que nuestras madres, sabe bien lo que queremos transmitir y vela porque podamos hacerlo con cada diseño suyo, con cada gráfica que idea. Es responsable de todas las que habéis podido ver y deseamos que lo sea de las que están por venir. Es bien reconocible todo ese bagaje de maquetaciones para discos y carteles de miles de bandas… ¡y nos encanta!

JAUME ‘CAPITÁN BLOOD’

Capitán Blood, nuestro manager. La única persona adecuada para llevarnos. El más cabal, sí, pero se le ha visto trasnochar con Calico (pudo llegar en su nave, es algo que nunca sabremos) durante días y disfrutar cada segundo, y eso no está al alcance de otros. Ama el ruido más chirriante y pone orden en el kaos. Algo tiene este bastardo que nos cautiva. ¿Se puede pedir más?